• labarcaemocional

Un caramelo, una emoción.

Realmente entender porqué un@ siente lo que siente no es fácil. Podemos empezar por identificar que emoción se enconde detrás de cada sentimiento. Con un ejemplo físico es más fácil de comprender estos temas 'intangibles' de los que hablamos. Imagínate que cada dia coges un caramelo de la cajita. Sin mirar. Un dia cogerás uno amarillo, al día siguiente quizá uno más amargo, de café, otro día otro con pica pica, otro día uno de color rojo... Si pensamos que cada caramelo es una emoción, cada momento, cada día te sientes de una manera y todas las emociones aunque no sean agradables sí que son buenas y forman parte de tí. Si, por ejemplo, todos los días durante un tiempo cogieras el mismo caramelo, y fuera la tristeza indicaría un problema, o miedo o ansiedad, no sería sano (hablamos de largos períodos donde la emoción deja de ser adaptativa para desencadenar en una patología) pero pasa muy frecuentemente. Darse cuenta de cómo nos sentimos es una buena brújula para mantener el equilibrio. Por eso, ojalá que mañana pases por todas las emociones sin que ninguna se quede anclada en ti y cada día puedas experimentar diferentes sabores, disfrutando de esos caramelos dulces o pasando amablemente el rato mientras saboreas el amargo aunque no sea el mas te guste.


29 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo