• labarcaemocional

Trabajar con el asombro


Todos podemos ser NEUROEDUCADORES y así es; con tener en cuenta los intereses de los niños y haciendo uso del factor sorpresa,podemos crear verdaderos aprendizajes que perduren en la memoria y el recuerdo de los pequeños por el impacto emocional que les produce.

Hoy ,en clase,hemos echado mano de todos estos ingredientes para llevar a cabo una actividad.

Aprovechando el interés y la motivación que los niños sienten por la caída de sus dientes, hemos recibido una carta del Ratoncito Pérez en clase acompañada de un bonito libro(lectura y emoción,aprendizaje asegurado)Tras leer la carta y enterarnos que el ratón nos invitaba a llevar a cabo distintos retos,hemos leído el cuento y conocido a la familia de Pérez.Las sorpresas seguían.Esta tarde hemos recibido un bonito regalo:unos cepillos de dientes,unos dientes de papel y pintura mágica ¡ha sido genial pintar los dientes con un cepillo bucodental!

Antes de irnos,hemos dejado cada diente en un cojín de clase....¿Nos visitará el ratoncito?

Pues eso no lo sabemos.Lo que si sabemos es que los niños y niñas de 5 años se han ido emocionados y con ganas de expresar lo vivido.

13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo